Nuestra historia

Originario de una familia cocinera, Thomas Hengen lleva la gastronomía en su sangre, debido a que sus abuelos, que se establecieron en la región de Bordeaux en Francia, le transmitieron su amor por el arte culinario. 
Su abuela, una pastelera emérita, le enseñó e incentivo desde pequeño a través de las recetas familiares, generando en él, por medio de los cannelés, macarons, tartas de frutas, chocolates y el caramelo, una pasión a temprana edad. 
Dos décadas más tarde, en el año 2012, una vez finalizados sus estudios de economía en Bordeaux, Thomas viajó durante seis meses por América Latina, específicamente, Brasil, Argentina, Bolivia y Perú. Esos meses fueron decisivos en su vida pues le permitieron conocer el modo de vivir y la solidaridad que caracteriza al pueblo latinoamericano.

 

Finalmente llega a la ciudad de los mil colores, Valparaíso de Chile, lugar que para él representa un sueño. Así, sus cerros, su puerto y su bohemia lo convencieron de quedarse y hacer de Valparaíso su nuevo hogar.

En este contexto Thomas retomó sus sueños de infancia de tener su propia pastelería, estableciendo, a principios del año 2014, la empresa y la planta de producción en la calle Héctor Calvo, en el cerro Bellavista.

Tiempo después, se unió a esta iniciativa su amigo Mickaël, que recientemente había llegado a Chile. Surgiendo, de este modo, la pastelería “Séptima”.

 

En breve tiempo la demanda de macarons aumentó, produciéndose la necesidad de desarrollar y expandir las gamas de productos y emplear a nuevas personas. Hoy día la empresa está compuesta por siete personas, dos locales comerciales y 10 clientes profesionales.

0
    0
    Your Cart
    Your cart is emptyReturn to Shop